Reportes financieros sanos: clave para que las empresas mexicanas salgan de la recesión económica

Reportes financieros sanos: clave para que las empresas mexicanas salgan de la recesión económica

 

Por Luis Leirado Campo

Director General de Tasvalúo

La situación económica actual para las empresas en México, aún resintiendo la “resaca” consecuencia de la pandemia Covid-19, ha dejado a su paso una premisa fundamental  y una prioridad para el sector empresarial: encontrar soluciones ante la falta de liquidez y que ello les permita no quebrar y mantener los cientos de miles de empleos que generan. 

De acuerdo a una encuesta realizada por la consultora Deloitte a más de 170 empresas, a través de la iniciativa Mejores Empresas Mexicanas, se reportó que el 85% de las empresas identifican el aspecto financiero como uno de los mayores retos. Frente a las afectaciones en el flujo de efectivo y liquidez causado por la crisis, pueden surgir gastos no presupuestados, lo cual dificulta la gestión de los mismos. Además, la solicitud y reestructura de financiamientos, el impacto del tipo de cambio y pérdidas cambiarias también pueden causar un importante efecto en los números de las empresas, al igual que el incremento de precios de las materias primas.

En este sentido, y dado que el sector empresarial mediano en México ha sido el que principamente ha resultado impactado financieramente y en distintos niveles, es que muchas empresas se han visto obligadas a modificar sus procesos productivos para adaptar el negocio a las condiciones actuales. Algunas están recurriendo a estrategias emergentes como solicitar creditos, vender parcialmente sus activos, hacer fusiones y/o alianzas con otras empresas, así como realizar adquisiciones para aumentar la producción y ser más rentables. 

Pues bien, para cada una de estas opciones, y con el fin de tomar decisiones financieras acertadas, los directivos y tomadores de decisiones necesitan tener herramientas que les den certidumbre. Elementos que les permitan responder a preguntas básicas, como, ¿qué vender?, ¿cómo vender?, ¿qué monto de crédito necesitan para solventar el “bache”? ¿mis activos presentan indicios de deterioro?    ¿La depreciación física de mis activos representa de manera adecuada la reportada en mis estados financieros?, ¿necesito vender maquinaria y equipo que mantengo fuera de operación temporal o permanente y en que, condiciones se encuentra? ¿Mi propiedad planta y equipo están valuados de forma adecuada según el objeto y propósito que requiero?  Es decir, en la medida que el empresario conozca a detalle donde está parado y qué es lo que su empresa requiere, podrá tomar decisiones acertadas, de la mano de su equipo admnistrativo y de finanzas. 

En este sentido, el avalúo para reporte financiero, puede ser una solución ante la necesidad particular de la empresa. Veamos. En primera instancia, este reporte contendrá el valor razonable de sus activos, lo cual representa el precio que sería recibido por vender un activo o pagado por transferir un pasivo entre participantes de mercado a una fecha determinada, en una transacción ordenada. De acuerdo a lo que dicen las Normas de Información Financiera (NIF B17) y las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF 13 o IFRS 13 por sus siglas en ingles). Que, es bien sabido las NIF convergen con las IFRS o se encuentran en proceso de ello.

Las normas mencionadas indican la forma en la que se debe medir el Valor Razonable, el cual es un valor de mercado y no una medición específica asignada por la entidad. Es por ello que contar con aliados externos que puedan desarrollar un análisis adecuado para la medición de dicho valor, cobra importancia relevante. Sobre todo, porque es la base de valor para aplicar en distintos requerimientos normativos para efecto de auditorías.

Es importante mencionar que la valuación para reporte financiero es un proyecto colaborativo en el cual la información y comunicación que debe existir entre todas las partes involucradas, forma parte fundamental de un cumplimiento optimo de los requerimientos normativos. Por ello es esencial la comunicación entre valuador empresa y auditor, esto da certidumbre de principio a fin del requerimiento específico y de la norma o normas a cumplir.

Algunos ejemplos donde se requiere de un acompañamiento para el cumplimiento normativo son:

  • Medición de Valor Razonable
  • Modelo de Revaluación
  • Reconocimiento de la inversión realizada por una entidad en propiedad planta y equipo, así como los cambios producidos en dichas inversiones.
  • Reconocimiento de componentes en propiedad planta y equipo.
  • Deterioro del valor de los activos
  • Activos no corrientes mantenidos para su venta.

Por mencionar algunos de los ejemplos donde el requerimiento normativo recomienda la colaboración de un equipo experimentado, ajeno a la entidad.

Hoy más que nunca, las empresas necesitan tomar decisiones acertadas, focalizadas y eliminar cualquier “riesgoderivado de un mal manejo o entendimiento de requerimientos normativos a cumplir

Ahora bien, con mi experiencia en el sector, puedo señalar que existen cientos de empresas en el mercado que podrían ofrecer el servicio para generar reportes de avalúos para reporte financiero. Una precisión ante esto: independientemente de la elección, es importante tomar en cuenta que el respaldo que una unidad de valuación puede dar, con base en su experiencia, es mucho mejor que recurrir a valuadores independientes, que no cuenten con el soporte de la experiencia de una empresa. Es una realidad que ante decisiones empresariales de gran calado, se requiere certidumbre, experiencia y confianza. 

  • Share:

monodigital