Monedas virtuales

Hoy en día son pocas cosas las que no se pueden hacer de manera digital. A raíz del e-commerce surgió una nueva forma de pago intangible: las monedas virtuales.

Actualmente existen 762 monedas virtuales o criptomonedas. La más popular es el Bitcoin, que fue creada en 2009 por Satoshi Nakamoto —este es el pseudónimo de una(s) persona(s) o entidad— que decidió crear dinero digital que sirve única y exclusivamente para realizar operaciones por internet.

El proceso de intercambio está sustentado en la red P2P, peer-to-peer, una red de ordenadores en la que todos o algunos aspectos funcionan sin clientes ni servidores fijos, su primera aplicación fue para compartir música, en 1999. Actualmente, sus aplicaciones son tan diversas como el intercambio de ficheros, como los torrents; sistemas de telefonía por internet, como Skype: la ditribución de películas por parte de empresas como Warner Bros y la BBC. Así como las transacciones entre partes con monedas virtuales, Bitcoins.

Cualquier usuario puede tener bitcoins, para ello primero debe tener una cartera virtual, que no es más que instalar una aplicación en tu smartphone. Cada una de estas carteras cuenta con una llave privada que se usa para crear firmas digitales que verifican tu identidad y evita que se produzcan alteraciones. Todas las transacciones son verificadas en un registro público compartido llamado Blockchain.

Estas criptomonedas son descentralizadas y no están controladas por ningún gobierno. Por lo tanto, es un dinero internacional y anónimo que no necesita ningún banco como intermediario. Además, al tratarse de transacciones anónimas y filtradas entre los usuarios la tasa de cambio es flotante y 100% libre.

En el caso del Bitcoin, su valor es muy volatil ya que está sujeto a la oferta y la demanda. Se calcula mediante un algoritmo que mide la cantidad de movimientos y transacciones en tiempo real. Por ejemplo: el precio del Bitcoin, el 26 de julio de 2017, estaba en 2,693.91 dólares por moneda. Para darle un seguimiento, te sugerimos ver el precio de Bitcoin con gráficos de trading en Bitcoinity (https://bitcoinity.org/markets/bitfinex/USD)

y Bitcoinwisdom (https://bitcoinwisdom.com/markets/bitfinex/btcusd).

Existen tres formas de obtener Bitcoins:

  1. Comprarlas a través de páginas web como Bitcoin.com con yransferencias desde cuentas bancarias.
  2. Cajeros automáticos que intercambian dinero real por Bitcoins. En la Ciudad de México, la startup Bitso cuenta con uno de estos cajeros en la colonia Condesa.
  3. Minarlos, es decir, rentar una parte de los recursos de tu computadora y conocimiento digital para que terceros puedan resolver problemas informáticos y recibir el pago en dinero virtual.
  4. Se pueden intercambiar a cambio de objetos o trabajo.

Una de las principales desventajas es que la ciberdelincuencia utiliza las monedas virtuales, por ejemplo, con el caso de WannyCry como método de pago para devolver cualquier tipo de información que secuestraron.

Pese a ello, su uso se ha extendido. Su mercado está valorado en 7.38 billones de dólares. En 2015, el Bitcoin tenía 91.3% del mercado de las criptomonedas, le seguían el Ripple con 2.8% y el Litecoin con 2.15 %. Sin embargo, en 2017, este panorama cambió: la cuota del Bitcoin se redujo al 39.8%, mientras que el Ether, de tener 1% en 2015, ahora se encuentra con 28.5 por ciento. Espera nuestro siguiente blog para saber qué otro tipo de monedas existen y cuáles son sus ventajas y desventajas.

Fuente: El Financiero, TICbeat y BBC

  • Share: